7. COLOFÓN

Sólo humanos habitamos en la Ciudad de la Palabra;                                                                                 no la conviertas en zahúrda (Lázaro Carreter).

Un trabajo universitario, aunque no sea un dechado de originalidad, ha de ser serio, sólido y honesto desde el punto de vista intelectual. Para ello, ha de citar cada fragmento que tome prestado de cualquier obra publicada mediante cualquier medio de difusión (Internet, publicaciones científicas, etcétera). Se ha de tener presente que el plagio es un delito intelectual denunciable, gracias a la Ley de Propiedad Intelectual (1/1996).

Con respecto a la redacción, es preferible escribir de forma sencilla, al menos en los primeros escritos. Tender a la sobriedad en la presentación de un texto universitario es un buen camino para centrarse en su contenido y evitar perderse con florituras innecesarias. Salvo excepciones, un texto recargado suele complicar la expresión y la comprensión del lector. Cuando se dude sobre cómo se escribe cualquier palabra, o qué significa exactamente, se ha de acudir al diccionario. Una vez acabado un trabajo, antes de entregárselo a quien vaya a evaluarlo, se ha de corregir varias veces, y es preferible además que previamente lo haya revisado otra persona, para que brinde alguna crítica externa. Un mismo trabajo se ha de regir siempre por los mismos criterios para que tenga unidad y coherencia, tanto en las citas bibliográficas, en el uso de abreviaturas, así como en cualquier elemento que conste en él.

Para concluir, cabe traer a colación las sarcásticas sugerencias que hace años ofreció Lázaro Carreter cuando proponía fundar la Ciudad de la Palabra:

    “1. Habla y escribe de modo que todos te entiendan y reconozcan en ti un conciudadano civilizado.

     2. Procura que tu idioma, construido por tus predecesores a lo largo de varios siglos, y en el que se expresa una noble y gigantesca comunidad cultural, continúe permitiendo que ésta exista.

    3. Sé humilde: deja que sólo innoven los que saben. Si eres mentecato, no por decir relax, prioritario, tema o en base a dejarás de serlo.

     4. Sólo humanos habitamos en la Ciudad de la Palabra; no la conviertas en zahúrda” [1].

_______

[1] LÁZARO CARRETER, F. (1997). El dardo en la palabra. Barcelona: Galaxia-Gutemberg. 356.

_______

¿Cómo citar este blog? / Quote this blog

Leonor Zozaya creative.commons

Leonor Zozaya

Doctora Europeus en Historia, profesora de paleografía y materias afines, e investigadora modernista. Autora de páginas sobre Paleografía, redacción de textos, lutería, popular de tradición oral, arte cinético, etc. Ha desarrollado facetas vinculadas a la música, pintura y literatura.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusFlickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *